¿Sabes por qué dicen que el Bonsái es un amigo para toda la vida?

Árbol Miniatura, el Bonsái.

Tener una relación con un bonsái es encontrar un pasatiempo que le mantendrá feliz para el resto de su vida. Esta planta extraordinaria puede vivir durante cientos de años, si está bien cultivada y se le atiende correctamente. Y a cambio de su cuidado amoroso y tierno, la planta le ofrecerá una amistad que se expresará sobre todo a través de su belleza artística y estética.

El bonsái más antiguo conocido en el mundo, con el maravilloso nombre de “Kunio Kobayashi Shunkaen”, se encuentra en Japón y tiene nada menos que 800 años de antigüedad.

Un árbol en una maceta.

La definición de Bonsái significa en japonés “árbol en una maceta”. Sin embargo, el verdadero origen del bonsái se puede encontrar en China, donde el arte floreció por primera vez. Ya unos pocos siglos AC, las clases altas de China practicaban una forma avanzada de cultivo de bonsái. Pero no fue hasta el siglo XII que los primero árboles de bonsái se exportaron a Japón. Fue este país el precursor de que se despertara el interés de los bonsáis en Europa, y fue gracias a la demostración de la perfecta estética de la apariencia de estos árboles, que tuvo lugar durante la celebración de la Exposición Universal de Londres en 1862.

Métodos y técnicas.

Lograr la forma deseada es lo que hace que el arte del bonsái sea tan fascinante.

Según los expertos, este arte consiste en métodos y técnicas concretas con las que se logran manipular el ritmo, perspectiva, profundidad, color y textura de estos pequeños árboles. El uso de estos métodos y técnicas, y una gran dosis de paciencia son necesarios, además de esculpir la planta original durante más de diez años, para poder crear un bonsái de la talla real.

Una obra de arte viviente.

bonsai

Bonsái Loofh

Afortunadamente, no se necesita dominar todas las técnicas y métodos.

Después de todo, la poda es una cuestión de gusto. Sin embargo, el bonsái necesita cuidados y atención, pues de lo contrario la planta seguirá su propia voluntad, y se perderá la forma que tenía cuando la adquirió. Junto a la poda, deberá también regar con un poco de agua y fertilizantes de vez en cuando.

El bonsái prefiere luz natural, y una tierra húmeda pero no encharcada.

También le gusta un poco de espacio y una temperatura relativamente constante, con mucha luz, pero evitando los rayos directos del sol. A cambio, los bonsáis se muestran esplendorosos, como si fueran una obra de arte única.

Cuidados.

Una maceta decorativa con un bonsái en flor se debe colocar sobre un platillo boca abajo. Regar sólo los bordes inferiores del platillo para que las raíces no estén siempre húmedas. No regar en exceso durante la floración y permitir que la tierra se seque algo entre riegos.

Pulverizar sólo a temperatura superior a 18º. No pulverizar durante floración.

Por definición, el bonsái necesita poca tierra; por tanto, es necesario abonarlo regularmente. Seguir las instrucciones en el envase del fertilizante en lo referente a frecuencia y dosis.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Siete pasos fundamentales para cuidar un bonsái - […] ¿Sabes por qué dicen que el Bonsaí es un amigo para toda la vida? […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.   
Privacidad