Plantas de interior

Planta Kalanchoe:

El Kalanchoe es una planta que no necesita muchos cuidados para mostrarse en perfectas condiciones. Unos estudios han demostrado que esta pequeña planta, logra que las personas se sientan mucho mejor por tan solo el hecho de tenerlas cerca de ti. Porque no probar y poner un Kalanchoe en su hogar o puesto de trabajo.

Otro de los estudios que se realizaron demostraron que los pacientes pueden sentirse mucho mejor si visualizan un cartel con imágenes de la naturaleza. Por lo contrario pacientes que visualizaban un cuadro abstracto se sentían peor.

También fue probada una práctica que dieron unos resultados muy satisfactorios con pacientes recién operados. Los que tras la operación visualizaban vegetación o árboles tenían menos complicaciones que los que visualizaban una simple pared de color gris. Con esta investigación nos damos cuenta de la importancia que tienen las plantas en nuestra vida. Tener una planta cerca de nosotros es muy fácil. Sabemos que nos aportar felicidad y nos purificar el ambiente.

Esta planta tan bonita se diferencia por sus flores agrupadas en una misma rama, y se pueden conseguir de diferentes colores como por ejemplo, rojo, amarillo, rosa, blanco, morado… la floración suele durar entre siete y ocho semanas. La podrás conseguir en cualquier floristería a un precio muy económico.

Poco exigente:

Con un mínimo esfuerzo puedes tener un Kalanchoe en su hogar y poder recibir todos los beneficios que te aporta. Simplemente un poco de agua en los meses de calor y mucho menos agua en los meses de invierno. Sin olvidar un poco de abono una vez al mes para tener la planta en su mejor esplendor.

Cuidados:

Puede recibir la luz directa pues necesita gran cantidad de luz del sol. Se puede colocar la planta en el exterior, siempre que no haya heladas.

Aunque esta planta se encuentra a gusto a temperaturas entre 12 y 25ºC, la temperatura ambiente de un hogar es la ideal para su desarrollo. Crece sin problemas en el exterior desde mediados de mayo hasta finales de verano.

Planta Guzmania:

GuzmaniaNecesita un lugar bien iluminado y cálido, hay que evitar los rayos de sol directos sobre la planta porque podrían echarla a perder.

Requiere mucho calor y muy húmeda atmósfera. Para que la floración sea más prolongada necesita un ambiente muy húmedo. Pulveriza a diario la planta guzmania sobre el follaje con agua no calcárea. En verano riego frecuente con agua no caliza. Utilizar agua de lluvia o descalcificada. Echar agua en el cogollo y axilas. Cámbiala 2 o 3 veces al mes. Durante el periodo de crecimiento regar con agua preferiblemente de lluvia o mineral, y mientras no esté en flor tener cuidado para que haya agua en la roseta de hojas, en invierno espaciar los riegos. Cada ocho o diez días, sumergir la maceta en agua.

Multiplicación: Son plantas de larga duración que se multiplican utilizando los brotes laterales, pero no retirarlos de la planta madre hasta que no estén desarrollados. Las plantas mueren, pero pueden multiplicarse extrayendo planta con raíces de los hijuelos que salen en la base.

Planta Maranta:

Planta marantaEstos son los cuidados más básicos de esta planta: El trasplante debe hacerse en Abril empleando un sustrato a base de mantillo y turba. Debe fertilizarse una vez por semana, de Abril a Septiembre.

Para su poda, se deben quitar las hojas secas. Sus parásitos son las arañas rojas. Para sus cuidados particulares, lavar las hojas con agua templada no calcárea en períodos calurosos y secos.

Puntos Sensibles: Con demasiado frio o calor las hojas se secan y se curvan. Con falta de luz y abono, se pierde la intensidad en sus colores. Si hay exceso de agua, se frena el crecimiento y se pudren los tallos.

Planta Anthurim:
Planta anthuriumA continuación vamos a exponer los cuidados y puntos sensibles de la planta de anthurium:

Cuidados: El trasplante debe hacerse durante la primavera. La fertilización debe hacerse una vez por semana durante todo el año. Su poda consiste en arrancar las flores marchitas y las hojas amarillas. Sus parásitos son los pulgones y arañas rojas. Su cuidado específico consiste en lavar las hojas en periodos calurosos y secos.

Puntos sensibles: Con atmósfera demasiado fría las h hojas se vuelven amarillas. En corrientes de aire las hojas  se ablandan. Con abono insuficiente la flor escasea.

Planta Dieffenbachia:

Planta dieffenbachiaLa planta dieffenbachia procede de América del sur, sus hojas son verdes y flexibles y presentan numerosas manchas crema a lo largo de la nervadura. Las flores son de color blanco y sin ningún interés aparecen al cabo de unos años.

Cuidados: El trasplante debe hacerse en primavera empleando un substrato a base de mantillo y turba. La fertilización una vez por semana, de Mayo a Septiembre. Cuando los tallos se quedan desnudos en la base es posible hacer una buena poda. Sus Parásitos y enfermedades son las cochinillas, pulgones, y arañas rojas. El cuello y las raíces se pudren.

Puntos Sensibles: Las hojas se amarillean por exceso de agua, atmósfera muy húmeda y falta de calor. Las hojas se decoloran por luz insuficiente. Si el sustrato tiene demasiada agua, se frena el crecimiento.

Planta Spatifium:

Planta spatifiliumSon plantas perennes, tiene grandes hojas alargadas. Las flores se producen en una espádice, rodeado por una espata de 10-30 cm de largo, de color blanco, amarillo, o verdoso. Las plantas de spatifilium no necesita gran cantidad de luz o de agua para sobrevivir.

Cuidados: La humedad ambiental conviene que sea muy elevada, frecuentemente este es el punto más problemático en el cultivo de esta planta y en general de todas las plantas de interior. En periodos de calor se debe humedecer a diario toda la planta con agua.

Riego: Se riega regularmente de forma que la tierra permanezca siempre un poco húmeda, teniendo cuidado al regar, porque es sensible al encharcamiento. En invierno disminuye la su necesidad de riego. La falta persistente de agua en el sustrato hace que las hojas se mustien y languidezcan, en cuanto se riega se recupera en poco tiempo.

Luz: Se adapta incluso a los interiores que tienen poca luz, pero prefiere los luminosos, sobre todo en la época de floración. Lo que no tolera es el sol directo puesto que se queman las hojas. Además pueden aparecer Ácaros con el calor fuerte en hoja.

Temperatura: Se deben evitar las corrientes de aire frío, los cambios bruscos de temperatura y las temperaturas por debajo de 15ºC.

Abonado: Se debe abonar con un poco de fertilizante cada 20 días durante la floración.

Trasplante: Esta planta crece muy rápido, por lo que debes trasplantarla a otra maceta un poco mayor cada año. Es conveniente hacer el trasplante en primavera para una mayor efectividad.

Como hemos visto, la spatifilium es una planta muy decorativa y que necesita muy pocos cuidados para que se conserve en buen estado. Una planta ideal para regalar.

Planta Potos o Scindapsus aureus.

Planta potosSe encuentra dentro del grupo de plantas de interior y de galería. Es un tipo de hidra vigorosa, trepadora con zarcillos adventicios, muy cercana a los filodendros, clasificada en el género Epipremnum.

Origen: Islas Salomón.

Hojas: de 10 a 20 cm de largo, gruesas, cordiformes y luego recortadas, de un verde claro manchado con variegaciones amarillo mostaza.

Flores: espatas y espádices parecidos a los de los aros. La floración sólo se produce en su hábitat natural.

Luz: coloque la maceta entre 50 cm y 2 m de una ventana bien iluminada. En una habitación demasiado oscura, el follaje pierde sus variegaciones.

Sustrato: tierra vegetal, turba y mantillo de cortezas.

Abono: durante la vegetación, añada un abono para plantas verdes cada tres semanas.

Humedad ambiental: elevada, al menos del 60%. En estas condiciones, las hojas serán mucho más grandes y acabarán por recortarse como las de la costilla de Adán.

Riego: una vez por semana todo el año.

Trasplante: de uno a seis meses tras la compra; luego, entre marzo y abril, cada dos años.

Exigencias especiales: aunque el potos puede colocarse e espaldera a lo largo de una pared, sujetase con tutores, colgar en forma de cascada o trepar por una barandilla, apreciará sobre todo, un tutor de musgo, que conserve una humedad adecuada alrededor de las raíces aéreas.

Tamaño: los tallos pueden alcanzar unos 3 m en maceta y más de 15 m en su medio natural.

Multiplicación: por esquejes e extremos de tallos, en agua o en un sustrato para semillero, en un mini invernadero con atmósfera controlada, fácil.

Longevidad: más de 10 años en casa.

Plagas y enfermedades: por el exceso de humedad aparecen manchas pardas sobre las hojas.

Especies y variedades: “Exótica”, verde manchado de plata; “Marble Queen”, variegado de crema y de verde. Algunas hojas se encuentran incluso desprovistas de clorofila; Scindapsus pictus “Argyraeus”, verde oscuro manchado de verde más claro.

Consejo: pince los tallos demasiado largos a 1 cm por encima de una hoja.

Planta Caladium:

Planta caladiumPlanta tuberosa vivaz, que inicia la parada vegetativa y pierde las hojas a partir de octubre.

Origen: zonas tropicales de América del Sur.

Hojas: de 20 a 40 cm de largo, con largos pecíolos flexibles, sagitados y traslúcidos. La diversidad de coloridos y formas es infinita.

Flores: en septiembre aparece una flor blanquecina en forma de corneta. Resulta poco decorativa.

Luz: nunca a pleno sol, ya que quema el follaje. Una suave luz indirecta, tras una ventana orientada al oeste, conserva la vivacidad e los colores.

Sustrato: tierra de brezo, sustrato para plantas verdes y sustrato de cortezas. Algunos especialistas cultivan el caladium en turba.

Abono: ½ dosis e abono líquido para plantas verdes, cada dos semanas en verano.

Humedad ambiental: en casa, el humidificador eléctrico es ideal. Si no, coloque la maceta sobre una capa de gravilla húmeda. Nunca vaporice las hojas, ya que se pudrirían rápidamente.

Riego: moderado en primavera, al principio el crecimiento (basta con un vaso de agua por semana). El ritmo se acelera a medida que la planta crece. En pleno verano, hay que calcular medio litro de agua al día en dos riegos (mañana y tarde). Llene la regadera con antelación para que el agua alcance la temperatura ambiente.

Trasplante: plante tres tubérculos en una maceta de 18 cm de diámetro en marzo. Consérvelos apenas húmedos, a 22-24ºC, hasta que brote el follaje. Coloque el cultivo sobre la placa de un radiador para crear calor de fondo.

Exigencias especiales: sobre todo no exponga el caladium a las corrientes de aire.

Tamaño: de 30 a 50 cm de alto y otro tanto de ancho. Algunos híbridos, cultivados por coleccionistas muy expertos, alcanzan 1,50 m de alto.

Multiplicación: en otoño se marchitan las hojas. Entonces, hay que disminuir los riegos. En noviembre el bulbo se3 conserva en seco y luego se almacena a 15-16ºC. En marzo, separe un fragmento de tubérculo que presente un botón y trasplántelo en turba. Debe conservarse a 25ºC en el ambiente hermético de un invernadero caliente, sin regarlo demasiado.

Longevidad: algunos meses en manos de un principiante; dos a tres años en casa de un jardinero experimentado. Cultive más bien las caladium como plantas anuales.

Consejo: es preferible comprar plantas ya desarrolladas, ya que el cultivo de rizomas resulta muy difícil. Se pudren fácilmente cuando se inicia el proceso vegetativo, si el suelo está demasiado húmedo.

La familia de las Bromelias:

bromeliasLas bromelias o familia de las bromeliáceas, son plantas originales por su aspecto y forma de vida, constituyendo una familia botánica especial, formada únicamente por plantas de origen tropical.

Muchas de ellas fueron objeto de selecciones hortícolas largas y complejas, que condujeron a la proliferación de variedades con inflorescencias muy coloreadas y racimos extraños y hechiceros por su forma, textura y gran duración.

Estas flores, con una estructura compleja y una estética perfecta, añaden una nota decididamente contemporánea a la decoración de la casa.

Pero, como si el Creador celoso le hubiera arrojado algún maleficio para castigarla por tanta belleza, la planta no sobrevive al resplandor de su flor.

Debe esperarse que el brote joven aparecido al pie de la roseta se haga a su vez adulto para admirar de nuevo la magia de esta maravillosa floración.

Entre los cerca de 50 géneros registrados en la familia de las bromelias, todos, salvo uno, proceden de América.

La excepción que confirma la regla es la Pitcairnia feliciana, descubierta por casualidad en Guinea, en 1938.

Las bromelias, muy caracterizadas por su follaje en roseta, que se abre como un embudo para recuperar y almacenar agua, son auténticos depósitos de líquidos, puesto que pueden contener hasta 5 litros en el caso de las especies más grandes, como la puya de los Andes, que alcanza 3 metros de altura.

Esta peculiaridad permite a las bromelias vivir bajo condiciones a veces extremas y mostrar una sorprendente resistencia a la sequía.

Algunas especies son incluso xerófitas, es decir, crecen directamente sobre las rocas. Pero la inmensa mayoría de las bromelias se encuentran enganchadas a las ramas de los árboles.

Se trata de epifitas que se hacen pasar por plantas del aire en la sofocante humedad de las selvas más hostiles. Algunas, como las tilandsias, ni siquiera poseen raíces y usan un ingenioso sistema de pelos absorbentes o escamas para saciarse de la vital humedad.

Sin embargo, la estrella de la familia es indiscutiblemente la piña americana y su delicioso fruto, del que se devoran cada año millones de toneladas en el mundo, pero que también figura entre las preciosas plantas para el hogar.

1 Comentario

  1. ana giorno

    dejen de ponerle cosas a las plantas o flores,, las arruinan,, ni aceites en las hojas como en la maranta ni brillos en las flores,, aconsejen bien a sus clientes asi las matan,,

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.   
Privacidad