¿Sabes a qué flor le llaman el pincel del pintor?

La flor de liatris, son bonitas porque son diferentes, son plumositas, antes de abrirse son como unas espigas apretadas de unos 80 cm de altura en donde van ocultas en bolitas, unas originales flores, entre 3 y 18 flores, con corona tubular, que van abriéndose y secándose desde arriba hacia abajo.

Las flores pueden ser de color violetas o blancas. La planta es herbácea y perenne. Sus hojas con finas y nos recuerdan al césped. Proviene de Estados Unidos, allí crece de forma natural en los prados. Florece en verano y las flores aguantan hasta principios de otoño. Es una planta bastante duradera, aguanta bien el frio incluso las sequías pero siempre y cuando estén asentadas. Es conveniente regarla casi a diario pero poquito, y conseguiremos mantener una gran planta con unas preciosas flores durante muchos años. Si quieres cultivarla debes saber que necesita un suelo rico en humus, y que quiere mucho sol, pero tolera la sombra parcial.

Tienes que plantar las raíces a modo que las yemas queden al ras de la tierra. Si ya tienes plantas es bueno que dejes que las flores fructifiquen y depositen sus semillas en el terreno, para que crezcan nuevas plantas y además sirvan de alimento a pájaros. Por cierto estas flores le encantan a las mariposas.

En floristerías se utiliza mucho como flor de corte para hacer centros que requieren altura. También se cree que su raíz alivia los espasmos de la musculatura lisa intestinal, es curioso que uno de sus nombres en inglés es colic root que significa «raíz para cólicos». Es una planta diversificada en 140 especies todas ellas muy originales. Te sugerimos que una vez que la flor esté seca puedes reutilizarla, échale un pegamento spray y mézclalas con otras flores secas para crear un centro otoñal.

¿Te gusta este artículo? compártelo:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.   
Privacidad