Cómo consevar las flores naturales

Como cuidar las floresRecibir un ramo de flores es muy satisfactorio. Sonrisas, abrazos, agradecimientos. Intensas emociones que se trasmiten desde el emisor hasta el destinatario, y viceversa. También se trata de un regalo tan especial como frágil. Por eso, queremos enseñarte cómo prolongar la vida de las flores naturales.

Un protagonista tan exclusivo de celebraciones y aniversarios merece un cuidado a la altura de las expectativas. Aprender a preservarlo hará que un obsequio tan elegante, emotivo y ornamental, dure mucho más tiempo en nuestro hogar. Gracias a ello, nos contagiaremos durante mucho más tiempo de la belleza y la alegría que irradia un ramo de flores.

La trascendencia de la ubicación

Es vital seleccionar un área benigna en donde colocar el ramo de flores. A la hora de preferir un jarrón, son más adecuados los recipientes de cristal que los receptáculos de plástico o cerámica. Estos últimos, al ser más porosos, pueden generar mayor suciedad.

En cuanto a la ubicación, hay que buscar un rincón de la casa donde no incidan las corrientes de aire ni pueda llegar el sol directamente al ramo de flores. Estufas y deshumidificadores deben situarse lejos de las mismas, para mantener su frescor durante más tiempo.

Asimismo, hay que tener en cuenta que recogeremos el ramo de flores envuelto en papel decorativo, con atrezo y adornado de hojas secas. En esta primera manipulación, debemos tener bien limpias las manos, para no manchar los pétalos. A continuación, hay que quitar este embalaje y las hojas sobrantes, antes de cortar parte del tallo y sumergir las flores en agua.

Cortar los tallosManipular el tallo

Cortar el tallo es un requisito básico a la hora de conservar un ramo de flores. Una vez recibido el regalo, habrá que proceder a cortar un centímetro de la parte inferior del tallo de cada una de las flores. Al hacerlo, éstas podrán absorber mejor el agua.

Para realizar dicha tarea, conviene utilizar cuchillos lisos, sin sierra y evitar las tijeras. La incisión ha de ser oblicua, con una inclinación cercana a los 45 grados. Repetiremos esta operación cada dos días, aproximadamente.

El agua: un factor de vida o muerte

Una vez cortada una parte ínfima del tallo, instalaremos el ramo de flores en un jarrón de cristal, lleno de agua a temperatura ambiente. Además, debe ser lo más pura posible, por lo que si la calidad del agua doméstica es deficiente, conviene emplear botellas de agua mineral.

En cuanto a la disposición del ramo dentro del recipiente, únicamente los tallos han de estar sumergidos en el agua. Los pétalos y las hojas nunca deben rozar el líquido. En caso contrario, la flor se marchitará rápidamente.

Consejos sobre higiene

Para mantener el agua limpia, habrá que cambiarla una o dos veces a día. Se puede aprovechar ese instante para cerciorarnos de la salud del ramo y eliminar cualquier hoja, pétalo o flor que se haya marchitado o desprendido. También, conviene enjuagar el jarrón.

Si el ramo se ha manchado de polvo o cualquier otro elemento, se puede limpiar mediante una esponja seca, y siempre delicadamente. Hay que cuidarlas pensando en su fragilidad.

Conservantes y remedios caseros

De cara a preservar mejor el ramo de flores, se pueden emplear algunos conservantes especiales, los cuales pueden encontrarse en cualquier floristería o establecimiento de jardinería. Estas sustancias se disuelven en el agua, por lo que no será necesario cambiarla diariamente si se utilizan dichos conservantes.

Además de este producto comercial, existen numerosos remedios caseros que ayudan a preservar el ramo de flores. Por ejemplo, el cloro es uno de los mejores desinfectantes de agua que existen. El enjuague bucal, por su parte, ayuda a combatir hongos y bacterias.

También se puede añadir un cubito de hielo para que disminuya un poco la temperatura del agua. Al hacerlo se conservará mejor la flor y se postergará la aparición del etileno, una hormona vegetal que acelera el envejecimiento.

Asimismo, es útil disolver una cucharadita de azúcar en el jarrón para suministrar nutrientes al ramo de flores. En reemplazo del azúcar, se puede agregar un chorrito de una bebida azucarada de limón.

Entre estos remedios caseros y de bajo coste, destaca el uso de la aspirina. Este medicamento favorece el flujo de los vasos internos del tallo, por lo que la flor recibirá con más facilidad el agua que necesita.

Mantenimiento de las floresCuidados especiales para cada especie

Estos consejos para prolongar la vida de tu ramo de flores, sirven con casi todas las especies vegetales existentes. Pero no hay que olvidar que cada género requiere sus propios cuidados. A tal efecto, vale la pena informarse sobre los requisitos de cada flor en concreto.

Por ejemplo, las rosas aguantan mejor en agua fría y es conveniente quitarles las espinas. Los lirios tienden a mancharse considerablemente debido a los estambres rojizos que poseen, pero nunca hay que caer en la tentación de limpiarlos con agua; siempre usar un paño seco. Por su parte, las hortensias pueden deshidratarse con cierta frecuencia, en cuyo caso se puede rociar el ramo con agua fría.

Pero, afortunadamente, la mayoría de los ramos de flores procedentes de floristerías profesionales están manipulados para que duren más de lo habitual. Por lo que, aunque no tomes las precauciones indicadas, es muy posible que el ramo te duré aproximadamente una semana. Eso sí, si sigues nuestros consejos seguro que las flores perdurarán fácilmente un mes. ¡Algo que llenará tu casa de alegría y color!

Esperamos que hayas aprendido cómo prolongar la vida de las flores naturales. Por supuesto, si tienes cualquier duda o sugerencia estaremos deseosos de atenderte. ¡Gracias por leernos!

SOBRE EL AUTOR

Dpto. Contenidos / RegalarFlores.net

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios.

Un Comentario en “Cómo consevar las flores naturales”

Artículos Relacionados