Todo lo que siempre quisiste saber sobre los ramos de novia

Quienes estéis casados, seguro que recordaréis con especial emoción las flores de vuestra boda, y en especial, el ramo de la novia, una ofrenda floral hermosa y única que cumple una misión especial en el ajuar de la mujer.

Ramo de noviaEs, a ciencia cierta, el elemento del protocolo nupcial que más alternativas permite. Se puede confeccionar un sinfín de ramos de novia combinando colores, géneros, materiales y formas. Pero la elaboración de este precioso complemento no hay que tomárselo a la ligera, puesto que el ramo de flores será uno de los objetos más sofisticados y contemplados del enlace.

 

Por estas razones, os invitamos a conocer los secretos de los ramos de novia para poder elegir el candidato que más se adapte a vuestras necesidades.

Una tradición con muchas premisas

Los ramos de flores han acompañado a las novias durante su casamiento desde tiempos inmemoriales. Aunque los mismos han evolucionado, sigue vigente esta tradición a la que muchos floristas y asesores se dedican con exclusividad. Preparar un ramo de novia no es tarea sencilla, puesto que hay que realizar abundantes consideraciones.

Por un lado, se trata de un complemento que debe armonizar en el contexto de la celebración nupcial, y es que las flores son una parte de la estética de la misma.

Además, el ramo tiene que ser un compañero fiel del vestuario de la futura esposa; por tanto, es vital seleccionar el vestido mucho antes que el motivo vegetal. De esta manera, el ramo debe ser una prolongación del ajuar de la mujer, combinando bien con el tejido de la indumentaria, bien con los encajes y bordados.

Igualmente, el objeto no ha de ser voluminoso en manos de una persona menuda ni pequeño cuando la mujer sea especialmente alta. El ramo y la novia tienen que marcar una proporción en cuanto a la estatura y la silueta.

Pero, ante todo, lo más trascendental es que el ramo de novia revele el estilo de ésta, así como sus gustos personales y carácter. En fin, elaborar un ramo es un trabajo, cuanto menos largo, que comienza por conocer íntimamente a la chica.

Muchísimas posibilidades para un momento único

Así como cada enlace es especial, el ramo de novia también ha de serlo. Gracias a la versatilidad de las flores y su amplia gama de colores, texturas y formas, los arreglos que pueden confeccionarse son prácticamente infinitos.

De esta forma, la prometida podrá optar por un tradicional y clásico ramillete de rosas blancas o decantarse por aparejos exuberantes, como orquídeas y plantas silvestres. El tamaño también es variable, al igual que la inclusión de tallos, hojas, frutos, lazos y otros enseres.

Todas estas alternativas se traducen en la posibilidad de fabricar un ramo de novia singular, insólito, diferente y sublime, dentro de las muchas tipologías que existen: ramos en domo, ramilletes, campestres, en cascada, etc. Veamos las ventajas de cada uno.

El ramo en domo y sus derivados

El ramo en domo o en bonche es uno de los clásicos de los eventos nupciales. Decenas de flores son atadas con una cinta alrededor de los tallos, formando una silueta redondeada, como la copa de un árbol. La novia puede trasladar el arreglo asiéndolo cómodamente por los tallos recogidos.

Se trata, en fin, de un diseño frecuente que ofrece sin embargo infinitas opciones. No obstante, este complejo floral alcanza unas dimensiones entre medianas y grandes, por lo tanto, no es muy acertado para novias de poca complexión.

Una versión minúscula del ramo en domo es el ramillete, el cual resulta perfecto para mujeres de baja estatura y, además, muy fácil de llevar. Esta versión recatada y pequeña del ramo en domo utiliza la llamativa belleza de las flores para destacar por encima del tamaño.

El ramillete fue muy utilizado durante la Era Victoriana, cuando la floriografía definía cada flor con un significado propio, sin importar la forma o la dimensión. Hoy en día es una opción muy válida y elegante.

Existen más reproducciones del ramo en domo, como el ramo redondo, similar al primero pero armado sobre un soporte, útil para trasladar el adorno floral y que incluye una esponja con agua para que las plantas puedan hidratarse. Otra alternativa muy interesante es el ramo esférico. Muy hermoso y jovial, se trata de una esfera de flores sustentada por un sencillo asidero.

Ramo de presentación, campestre y en cascada

Otros tipos de ramos de novia, nos remiten al ramo de presentación, un perfilado y pulido arreglo que destaca por su tamaño. En esta ocasión, la novia transporta el adorno apoyando los largos tallos en el brazo y dejando descansar las flores en la palma de la mano. Son una alternativa ideal para aquéllas que busquen sorprender alejándose del clasicismo anterior.

Para ambientes más rurales o en los que se busque una total sintonía con la naturaleza, el ramo campestre es la mejor salida. En este atavío, las flores adquieren un carácter silvestre y despreocupado, formándose sin pretensiones y en plena libertad. Bayas, hojas y flores empolvadas son idóneas para este tipo de ornamento.

No hay que olvidarse tampoco del ramo en cascada, pese a que en la actualidad no está tan demandado. De estilo sofisticado y con el perfil de una gota de agua invertida, este ramo se asienta sobre un soporte móvil, ofreciendo mayor versatilidad. En el centro, las flores se compactan mientras se desprenden de manera natural por los lados, al estilo de una cascada.

No muy diferente al anterior, es el ramo de media luna, provisto de un alto simbolismo estético. Las alternativas son numerosas, aunque todo depende de los gustos personales y de la habilidad del maestro florista.

Una elección complicada, pero siempre bella

Aunque diseñar un ramo de novia es una tarea larga, tediosa y muy ardua, el trabajo desembocará en toda una maravilla ornamental, de la que ni ella ni el futuro marido se arrepentirán. El ramo de novia es un objeto mágico que irradia toda la belleza de las flores y que encuentra su apogeo en consonancia con el ajuar de la consorte.

Una pieza muy especial que muchas mujeres optan por preservar para siempre, de tal forma, que el ramo de novia no quede exclusivamente en la memoria.

SOBRE EL AUTOR

Dpto. Contenidos / RegalarFlores.net

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios.

No hay comentarios

Artículos Relacionados