Elige un ramo de flores para que se sientan mejor

Aunque tradicionalmente se han relacionado los regalos florales con muestras de amor y pasión, lo cierto es que tienen muchos usos más allá del romanticismo. No solo hay que regalar flores a nuestra pareja, sea hombre o mujer, sino también a nuestros amigos y familiares, y especialmente en las ocasiones que más nos necesiten.

Porque está demostrado científicamente que las flores nos sientan bien. De hecho la presencia de flores frescas en el entorno social minimiza la ansiedad y depresión y fortalece la energía y el bienestar.

En este artículo queremos contarte todas las ventajas saludables de las flores para que, llegado el momento, puedas regalar un ramo a aquellos parientes o compañeros que lo necesiten. Tanto tú como ellos os sentiréis mejor.

Acompáñanos a descubrir cuáles son las flores que pueden levantar los ánimos.

Motivos por los que regalar flores

Todos sabemos que regalar flores para felicitar un cumpleaños, aniversario, bodas o cualquier otra ocasión es algo especial que nos agradecen con mucha ilusión y alegría, tus seres queridos estarán encantados.

Las flores pueden llegar a ser un bálsamo para arreglar el día de cualquier persona y mejorar su humor. Sea cual sea el motivo de la desazón, un ramo de flores anima el espíritu. La frescura y el color de esta joya natural estimulan la relajación y reducen el estrés, provocando sentirse bien con uno mismo. Además, el perfume intenso y agradable de plantas y flores mejora el ánimo, una disciplina de la salud conocida como aromaterapia.

Así mismo, las flores resultan ser un regalo muy simbólico y evocador. Más que el uso que pueda tener, un ramo irradia sentimientos de alegría, apoyo, amistad y compañerismo. Puedes expresar más con un conjunto de flores que con unas palabras. Las flores hablan por sí solas para reconfortar el alma.

Flores para que se sientan mejor

Ahora es muy posible que te estés preguntando: ¿qué flor se debe regalar para que el destinatario se sienta mejor? Existen varias alternativas. Por ejemplo, puedes optar por la flor favorita del agasajado. Si no, decántate por alguna de nuestras recomendaciones. Como regla general, hay que alejarse de las flores románticas, como rosas rojas, y centrarse más en especies alegres y festivas.

Un ramo de tulipanes multicolor es una opción excelente para expresar cariño y apoyo. Las gerberas, por su parte, de un color amarillo intenso, desprenden un regocijo simpar. Arreglos diversos de narcisos, iris y girasoles son otra gran alternativa. En general las flores de tonalidades amarillas son perfectas para sentirse bien, pero tampoco es mala idea alternar colores para crear una especie de ramo de arco iris.

Las flores son un detalle con el que alegrarás a cualquiera, pero no olvides incluir junto al ramo una dedicatoria de apoyo. Y mejor si es multimedia. De esta forma, tendrás un regalo redondo e inolvidable.

Ayuda regalando flores

Con las flores puedes ayudar a cualquier persona que necesite apoyo: sea un amigo enfermo, alguien falto de cariño, un familiar convaleciente o cualquier otro compañero o pariente que esté pasando un mal rato. Regala flores y ayudarás a tus seres queridos.

Aunque no puedas estar al lado de los más necesitados, las plantas y flores son una manera perfecta de recordarles que tienen todo tu soporte. Siempre que observen el arreglo floral se acordarán de ti con una alegre sonrisa.

Al regalar flores creas una atmósfera idónea para la recuperación, Por eso, es muy común regalar ramos y flores a los pacientes de un hospital. A continuación te explicamos qué tienes que hacer para que un enfermo de un centro clínico se sienta mejor gracias a tus flores.

Flores y plantas en los hospitales

Antes de encargar un ramo de flores para un enfermo, es imprescindible asegurarse de las condiciones en las que éste se encuentra. Algunos pabellones como la UCI, prohíben la presencia de flores y plantas, mientras que ciertos pacientes no toleran la proximidad de estos elementos vegetales, bien por sufrir alguna alergia o por prescripción médica.

En cualquier caso, si no existe ningún tipo de impedimento, regalándole flores a un enfermo estarás regalándole vigor y energía. Eso sí, evita los géneros de tallos leñosos, pues requieren demasiada agua y mantenimiento, y opta siempre por especies vegetales fuertes y resistentes, ya que en los ambientes cargados de los centros clínicos, las flores pueden marchitarse con mayor facilidad.

Son recomendables las flores de tallos finos y utilizar jarrones de mimbre o plástico como recipiente. Conviene que las flores sean pequeñas, porque un ramo grande puede interferir en el trabajo del personal de enfermería. Margaritas y tulipanes son alternativas perfectas para regalar en los hospitales, puesto que son de colores brillantes y no desprenden un aroma tan intenso como para provocar molestias.

La planta es otra opción tan válida como un ramo de flores, y además más duradera. De hecho, si el paciente va a estar ingresado en el hospital durante un largo periodo, es mejor optar por un bonsái, una orquídea o un anthurium. Una planta le servirá de apoyo durante mucho más tiempo.

En cualquier caso, si estás pensando mandar flores a un hospital, te damos unos breves consejos para ayudarte en este enlace.

Recuperarse con flores

Ahora que ya tienes unas pautas, te será sencillo reconfortar a tus seres queridos con un ramo de flores. Recuerda utilizar flores brillantes como gerberas, margaritas y tulipanes, y entremezcla colores como el verde o el azul, además del siempre alegre amarillo.

Pero, sobre todo, lo que más cuenta es la intención. No te olvides, nunca, de acompañar el obsequio con un breve mensaje en el que alientes al destinatario. Tu afecto será imprescindible para que se sienta mejor, y las flores, te ayudarán a ello.

¡Anima regalando flores!

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios.

No hay comentarios

Artículos Relacionados