¿Por qué las plantas reaccionan a la luz? ¿Qué es el fototropismo?

Las planas y sus reacciones a la luz.

Las plantas se sienten irresistiblemente atraídas por la luz. En la naturaleza, el crecimiento normal es vertical, ya que los brotes y las hojas se orientan hacia la luz. Sin embargo, hay algunas excepciones que demuestran la necesidad irresistible que tienen las plantas de exponerse a la luz. Obsérvese, por ejemplo, una semilla de árbol transportada por el viento y que aterriza, para su desdicha, en un desprendimiento rocoso. Encuentra la tierra necesaria para su germinación, pero un gran bloque rocoso le bloquea parte de la luz. Por un fenómeno sorprendente llamado “fototropismo”, la plántula se dirigirá automáticamente hacia la escasa luz que percibe y encontrará el camino hacia el aire libre. Una vez “salvada, crecerá bien erguida. Este comportamiento se observa también en casa, en las plantas demasiado alejadas de las ventanas y cuyos tallos se inclinan hacia la fuente luminosa. Cuando la luz es francamente insuficiente, este comportamiento se completa con un ahilamiento, es decir, con la formación de tallos delgados y decolorados y entrenudos largos, señal inequívoca de un desequilibrio fisiológico debido a una iluminación demasiado tenue.

Mientras el comportamiento fototrópico de la planta se limite a una inclinación de los tallos, no es grave. Bastará con dar un cuarto de giro a la maceta cada mes, para que la planta conserve una posición vertical más estética. Limite esta operación a las especies de follaje, ya que las variaciones de luminosidad, incluso muy leves, pueden tener un efecto desastroso en las plantas con flor. Es así, por ejemplo, cómo se explican en gran parte las caídas brutales y aparentemente sin motivo de los capullos florales de las gardenias, los hibiscos, las flores de cera y muchas orquídeas. En el caso de estas plantas delicadas, se procurará conservar la orientación de la maceta. Si necesita desplazarla, para limpiar la habitación por ejemplo, pruebe el “truco de la cerilla”, que consiste en hincar en la maceta una cerilla, de tal modo que se encuentre en el eje de un elemente fijo (uno de los montantes de la ventana, por ejemplo) y sirva de orientación al volver a colocarla.

Podrá, sin ningún problema, trasladar la planta, seguir con sus ocupaciones y colocarla en un sitio, en la posición exacta que ocupaba antes, alineando la cerilla con el punto de referencia.

Y no olvide una regla de oro: una planta que crece sin problemas en un sitio determinado debe permanecer allí, ya que la mayoría de las plantas muestran un “temperamento” bastante hogareño.

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Biosfera, un regalo diferente - […] ¿Por qué las plantas reaccionan a la luz? ¿Qué es el fototropismo? […]
  2. ¿Saben las plantas qué hora es? - […] ¿Por qué las plantas reaccionan a la luz? ¿Qué es el fototropismo? […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.   
Privacidad