Regalar flores a compañeros de trabajo

Hay detalles que directamente tocan el alma y entre ellos está el regalar flores. Pero ojo, no solo es un bonito regalo entre familiares, amigos y enamorados, también una bonita acción entre compañeros de trabajo. Ya sea para demostrarle tu gratitud como para limar asperezas. ¿Has probado regalar flores a compañeros de trabajo?

Según un reciente estudio publicado por la consultora estadounidense CareerBuilder, el 40% de los trabajadores en EEUU dan un paso más en las relaciones personales y deciden compartir momentos íntimos y personales fuera de la oficina, estableciendo relaciones diferentes a las que se fraguan en las horas de trabajo y llegando incluso a ser, en algunos casos, buenos amigos. Este porcentaje crece en Alemania, donde 6 de cada 10 alemanes afirma que sale a cenar, a tomar unas copas e incluso a pasar un fin de semana con sus compañeros de trabajo. Aunque en España, estas cifras son algo menores lo cierto es que parece normal que en ambientes como estos, donde pasamos tantas horas al día, podamos, se fragüen relaciones que van más allá del horario laboral. Y como no, hay de todo, desde malos hasta buenos compañeros. ¿Por qué no demostrar esta gratitud con flores? Regalar flores a compañeros de trabajo es, sin duda, un acto de generosidad y afecto.

Ayuda en el entorno laboral. Podemos regalar flores a compañeros de trabajo que nos han ayudado en algún proyecto complicado o que gracias a él hemos conseguido terminar un trabajo con éxito e incluso hemos podido ascender. ¡Hay que agradecerlo!

Compañeros de trabajo veteranos. Hay compañeros que han dedicado toda su vida a la empresa y en sus aniversarios o jubilaciones, ¡qué menos que regalar flores! Les emocionará sentirse tan queridos y valorados.

Nuevas incorporaciones al equipo. Podemos optar por regalar flores a compañeros de trabajo de nueva incorporación, una bonita bienvenida que les hará superar los nervios iniciales y sentirse como en casa.

Reincorporados a su puesto. Volver tras una excedencia, superar una enfermedad o volver tras un año sabático no es fácil. Pongámosle las cosas más fáciles y démosle la bienvenida con un ramo de flores como bienvenida.

Compañeras que van a ser mamás. O que acaban de volver a su puesto tras haberlo sido. Es uno de los motivos más recurrentes de regalar flores a compañeros de trabajo. Una bonita manera de felicitar la buena nueva.

Cumpleaños y fechas especiales. Hay trabajos donde se respira un ambiente familiar y de amistad, por eso se celebra absolutamente todo, ¡hasta los cumpleaños! O por ejemplo el anuncio de que una compañera se casa. ¿Por qué no celebrarlo con un ramo de flores?

Consecución de grandes contratos. Regalar flores a compañeros de trabajo por haber conseguido grandes contratos o proyectos que redundarán en beneficios para toda la empresa, hay que celebrarlo y qué mejor que agradecérselo con un precioso ramo de flores.

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios.

No hay comentarios

Artículos Relacionados