¿Sabes cómo se cuidan los ramos de flores?

Que nos regalen un ramo de flores es una sensación muy satisfactoria, pero además de agradecer el obsequio, también tenemos que aprender a convivir y a responsabilizarnos del regalo. Porque un ramo de flores es más que un simple objeto ornamental. Es parte de la naturaleza, un bonito arreglo repleto de vida. Por eso, mantenerlo fresco se convierte en una necesidad.

A tal efecto, hemos preparado para ti este interesante artículo sobre cómo cuidar un ramo de flores. Siguiendo nuestros consejos conseguirás que ese bello bouquet de rosas perdure muchísimas semanas. Sólo necesitamos por tu parte un poquito de atención. ¡Empecemos!

Según llegue a casa

regalar-floresLos ramos de flores son delicados y necesitan respirar al aire libre. Una vez recibas el regalo en tu domicilio, deberás apresurarte a disponerlo en un recipiente adecuado. ¡No te demores mucho leyendo la dedicatoria!

Las flores siempre tienen que estar con agua. Por esta razón, y para favorecer la absorción del agua, se debe cortar uno o dos centímetros el lado inferior de los tallos. El corte ha de ser limpio y oblicuo. Se recomienda utilizar un cuchillo sin sierra para no deteriorar los tallos.

Ejecutada esta tarea, ten a mano un jarrón de un tamaño cercano a la longitud de los tallos. El mismo debe estar limpio, y si se ha desinfectado con lejía, mejor. También es recomendable que esté compuesto de materiales traslúcidos como el cristal.

Después, tienes que llenar el recipiente con agua fresca, calculando la cantidad según la proporción de los tallos que componen el ramo. Luego, introduce las flores dentro del jarrón teniendo muy en cuenta que ni las hojas ni los pétalos deben rozar, lo más mínimo, el líquido. Sólo los tallos se sumergirán en el agua, ya que son estos los que se encargarán de absorber el líquido y transmitírselo a las flores.

Elige un lugar adecuado

Una vez dispongas del ramo de flores en su jarrón, tendrás que buscar el sitio más adecuado de la casa donde colocarlo. La ubicación ideal depende mucho del género de flor que componga el ramo, aunque la mayoría de las especies vegetales requieren las mismas condiciones para mantenerse frescas y bonitas.

Por un lado, hay que buscar una zona donde no existan muchas corrientes de aire y a donde los rayos de sol lleguen con más o menos frecuencia, pero sin incidir directamente sobre el arreglo floral. Las temperaturas extremas son siempre nocivas para flores y plantas.

Igual de importante es no colocar el ramo de flores cerca de deshumidificadores, ventiladores, calefactores o estufas. La humedad es otro de los puntos que se deben considerar: las flores no soportan los ambientes secos ni tampoco los excesivamente húmedos.

En verano, si las noches no son frías, se puede situar el ramo de flores en un balcón o en una terraza, para que reciba un poco de aire fresco. Pero no hay que olvidar meterlo de nuevo en casa después del amanecer. Si se expone durante demasiado tiempo al sol, las flores se marchirarán a gran velocidad.

Los cuidados cotidianos

Es muy recomendable repetir a diario o al menos cada dos días, las tareas descritas en el primer apartado: el corte oblicuo del tallo, la limpieza del jarrón y el cambio de agua.rosas-con-agua

Con lo primero, se consigue eliminar las partes del ramo que van perdiendo vida, mientras que al limpiar el recipiente se garantiza que no exista ninguna impureza ni dentro del receptáculo ni en el agua. Si es posible, es mejor realizar estos quehaceres a primera hora de la mañana o inmediatamente antes del atardecer.

Las flores son seres frágiles y cualquier protección será bienvenida. Por eso, diluir un sobre o una pastilla de nutrientes en el agua es muy beneficioso para ellas. Si puedes, te recomendamos preguntar en tu floristería más cercana, donde te indicarán según el género floral cuál es el conservante más adecuado para tu ramo.

Es posible que, con el paso de los días, alguna hojita del tallo o incluso algún pétalo se desprendan del conjunto. En estos casos, hay que retirar los restos del agua inmediatamente.

Finalmente, cabe destacar que, al igual que todos los objetos de la casa, los ramos de flores también cogen polvo y suciedad. Se pueden eliminar estas impurezas con una esponja seca, deslizándola suavemente por los pétalos del ramo de flores.

Cuidar para que duren más

Cada tipo de flor necesita unos cuidados específicos. Por ejemplo, a las rosas no hay porque quitar las espinas, si aún las conservan, mientras que a los lirios hay que intentar despojarlos de sus estambres, debido a su alto nivel de polución. Así pues, cada especie vegetal tiene sus propios requerimientos, por lo que si te interesa puedes leer nuestras guías especiales sobre el cuidado de girasoles, flores de pascua, orquídeas, etc.

En cualquier caso, con estos cuidados básicos, conseguirás que tu ramo de flores aumente considerablemente su longevidad, pudiendo llegar a durar hasta un mes sin marchitarse si tiene una buena temperatura.

Recuerda que lo más importante es mimar el ramo día tras día sin olvidarse de él, ya que un descuido puede condenar por siempre ese regalo tan precioso que has recibido.

Ahora que ya sabes cómo cuidar un ramo de flores, ¿por qué no echas un vistazo a nuestro interesante y variado catálogo de bouquets, arreglos y plantas? Estamos seguros que en RegalarFlores.net encontrarás muchos productos de tu gusto. ¡Te esperamos!

Escribe un comentario

Tu e-mail no será publicado. Los campos marcados con un asterisco son obligatorios.

3 Comentarios en “¿Sabes cómo se cuidan los ramos de flores?”

Azucena monarrez hernandez

buenas tardes…
disculpe como se llaman los líquidos que se utilizan para consazucena monarrezervar en buen estado las flores

Monse hernandez

Que pasa si el tallo flota del agua ?y es bueno hechar agua tibia a las flores?

    Regalarflores.net

    Hola Monse, los tallos deben estar sumergidos y siempre mejo agua lo más fría posible. Un saludo.

Artículos Relacionados