¿Te gustaría tener un jardín acuático?

Parece muy complicado pero no lo es. Cualquier contenedor que pueda retener agua en su interior puede convertirse en un jardín acuático, el tamaño depende de ti.

Si te lo puedes permitir, en tiendas especializadas puedes comprar estanques con diferentes formas y tamaños para poder disfrutar de las plantas acuáticas, pero si no es tu caso, te puede servir una simple pecera, un jarrón, un recipiente, un barril cortado por la mitad, etc.

Al final de la noticia te explicamos los pasos para poder fabricar un jardín acuático casero con un jarrón.

Para poder tener un jardín acuático ya sea grande o pequeño debes utilizar agua de lluvia y dejar la reposarla para poder utilizarla después. También puedes utilizar agua del grifo, pero es necesario que la dejes evaporar al menos 48 horas antes de tener plantas o animales.

Cuando llenes el estanque de agua lo tienes que hacer siempre con un chorro suave para no alterar la capa de grava, el sustrato, ni las plantas.

Ya sea un gran estanque o un recipiente pequeño no es aconsejable que esté a pleno sol ya que el agua caliente ayuda a la proliferación de algas. Cuando las plantas acuáticas sean adultas y dispongamos de plantas oxigenadoras el problema de las algas disminuirá. Si no dispones de sombra externa, puedes poner plantas acuáticas como la lenteja de agua común que es una hierba flotante con gran capacidad de multiplicación.

Para que el agua circule, se oxigene y no se ensucie, es necesario tener surtidores, brolladores, chorros de agua y oxigenadores. Esto ayuda notablemente a la vida de las plantas y animales y a que no haya problemas de estancamiento y algas. No hace falta tener una corriente importante ya que es suficiente con un mínimo movimiento. Si no se consigue oxigenar el agua con este movimiento, tienes que renovarla regularmente.

Pasos a seguir para crear un jardín acuático casero en un jarrón:

-Coger un jarrón en forma de cilindro bastante alto.
-Cubrir el fondo con dos o tres dedos de grava.
-Añadir un 60% de tierra universal de buena calidad, un 40% de arena de río y abono de lenta liberación.
-Cubrir la tierra y arena con otra buena capa de arena.
-Cubrir la capa de arena de río con una buena capa de piedrecitas o grava.
-Poner un sustrato especial para plantas acuáticas antes de enterarlas.
-Llenar el jarrón con agua embotellada
-Poner algún pececito para aumentar la ornamentación.
-Y por último situarlo en un espacio con suficiente luz, no sol.

¿Te gusta este artículo?    compártelo:

0 comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Jardines verticales - […] ¿Te gustaría tener un jardín acuatico? […]

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.   
Privacidad